Reciclaje de cartuchos y tóner de impresora

En todas las empresas usamos impresoras, ya sea de inyección de tinta o láser que usan cartuchos de tóner.

Hay empresas de reciclaje que retiran nuestros fungibles usados, pero no desean retirar todos los modelos y en algunas ocasiones lo hacen con escasa eficacia, obligándonos a almacenar demasiados antes de la retirada de los mismos.

Esto hace que muchas empresas opten por desecharlos en el punto limpio más cercano, sino directamente descartarlos en basura.

Sin embargo, desde el pasado 15 de agosto hay una nueva directiva europea, que nos obliga a reciclar todos estos consumibles.

Se les pone la calificación de aparatos electrónicos, entre otras razones porque muchos de ellos lo son, al implementar chips de control para distintas funcionalidades del mismo consumible.

Al entrar dentro de la calificación de RAEE (Residuso Aparatos Eléctricos y Electrónicos), se deben descartar en entidades autorizadas por las Comunidades Autónomas, tanto para aprovechar sus materias primas y que vuelvan a entrar en procesos de producción, como para evitar que el polvo del tóner, que es muy contaminante, acabe en sitios donde pueda ser inhalado.