elegir cámara fotográfica digital

Desde IbericaMultimedia le damos la siguiente información a tener en cuenta a la hora de comprar una cámara digital fotográfica digital.

Quieres elegir una cámarar de fotos digital y no sabes cual te conviene ?

Necesitas consejos para elegir tu cámara fotográfica ?

Cómo elegir una cámara  de fotos digital ?

Esto puede parecer una tarea sencilla para algunas personas, pero para la mayoría de los usuarios sin conocimientos específicos sobre fotografía o informática, es una tarea bien difícil.

Además, la mayoría de fabricantes esgrime el número de megapíxeles de las cámaras digitales como argumento a la hora de vender su producto. Cuantos más mejor, suele ser el lema, pero dentro de unos límites no determinará la calidad total del producto, será sólo un argumento de venta comercial.

Por lo tanto, lo primero que deberemos saber es el uso al que será destinado la cámara digital.

Con este primer dato podríamos decirle qué cámara es la que usted necesita, como en estos ejemplos:

Quiero sólo una cámara muy pequeña ?

Debería ser con batería interna IO-LI o similar. No las de pilas estándar que son un poquito más grandes aunque menos costosas.

La voy a utilizar en viajes muy largos o de media permanencia.

Tu cámara deberá sacrificar el tamaño y ser un poquito más grande para poder instalar pilas normales estándar en cualquier momento y/o usar cargadores universales para llevar varios juegos de pilas. Mejor eso que descargar la batería al usar el “flash” y no poder utilizarla en el resto del viaje o cuando haya una urgencia (y la batería esté descargada). O bien comprar varios juegos de baterías adicionales, pero según modelos pueden ser algo caras en origen cuando se compran sueltas

Si tus viajes son siempre a hotel y duermes en el mismo sitio esto no influiría tanto y podríamos tener una con batería interna, lo cual reduce el tamaño de la cámara en cuestión.

Si por el contrario usas la cámara como algo puntual, ahora la calidad de los teléfonos inteligentes pueden ser más que suficientes si tienes uno de gama media o alta.

¿ Es para uso semi-profesional ? , ¿ Necesito varios objetivos ?

Si necesita ampliar muchas veces objetos pequeños (macro) o fotos de gran formato su cámara no sería estándar, deberemos ir a la gama profesional de los primeros fabricantes. Una cámara que tenga un cuerpo con posibilidad de cambiar varios objetivos.

¿ Va a usar la cámara digital en ambientes hostiles ?

Hay cámaras con protección anti-salpicaduras e incluso cámaras sumergibles de bajo coste, ideales para ambientes hostiles, filmación o fotografía deportiva, aérea, etc . . . Las más conocidas son las GoPro pero existen otras en el mercado e incluso algunas que imitan la filosofía de las GoPro por muy bajo coste

¿ Qué tipo de tarjetas de memoria debería usar ?

Esto lo determina la cámara y el fabricante de la misma, pero le aconsejamos por relación calidad-precio usar o intentar comprar cámaras fotográficas digitales que utilicen tarjetas de memoria SD o microSD. Las MMC ya están en desuso.  Las Sony utilizan memorySTICK o memorySTICK pro/Duo que son más caras que cualquier otro tipo de tarjetas FLASH al igual que  las tarjetas de memoria XD-Picture que utilizan las FUJIFILM y algunas OLYMPUS.

Siempre que podamos entonces, cámaras con tarjetas SD o microSD, salvo que necesitemos algún tipo de velocidad superior en cámaras profesionales, que suelen llevar COMPACFLASH.

¿ Qué resolución necesito ? ¿ Cuántos MPixel  debe tener ?

Depende de lo que quieras ampliar la imagen. Para el uso doméstico que utilizamos habitualmente a partir de 4 MP (Megapíxeles) sería suficiente. Para fotos de imprenta que no se vayan a ampliar también vale con 5 MPl. A partir de ahí ya es lujo y no pondremos normalmente la resolución más alta de la cámara para evitar que las fotos sean “muy pesadas”. Si nos nos importan los pesos de las fotos para ser almacenados podemos usar 8 MP o superior.

Además debemos tener en cuenta que la calidad final de la foto, no sólo nos la da el valor de los MEGAPÍXELES sino también la luminosidad, la calidad de la óptica, del sensor CMOS y de muchos más factores, que deberíamos tener en cuenta.  Muchas veces los fabricantes se empeñan en competir con poner más y más megapíxeles y nos confunden en la decisión final.

¿ Qué tamaño de pantalla necesito en la cámara ?

Cuanto más grande mejor dentro de un límite. Alrededor de 2″  a 2.5″ están dentro de lo habitual y son suficiente grandes para hacer su uso cómodo y fácil.  Si no tienen pantalla su uso será menos intuitivo y deberían un coste mucho menor además de alargar la vida de nuestras baterías. Hoy en día hay cámaras digitales con pantalla y carcasa sumergible a costes muy razonables.

¿ Necesito que la cámara tenga visor para hacer y encuadrar las fotografías ?

Es recomendable sólo si vas a usarla en ambientes muy luminosos para encuadrar rápidamente, como por ejemplo fotos rápidas en la playa, en plena actividad deportiva, enfoques rápidos, etc…

¿ Necesito zoom óptico o digital ?

La calidad de la óptica y los aumentos reales nos lo da el zoom óptico (el real). El digital sólo nos vale para ampliar la foto “digitalmente” lo cual podemos hacer con el ordenador cuando tengamos la fotografía en el mismo mediante el visor “software” (para eso usaríamos las resoluciones mayores disponibles en la cámara).

Dentro de los distintos fabricantes de cámaras digitales hay una amplia gama de ópticas que junto con la electrónica, el sensor CMOS y los megapixel de almacenamiento nos darán la calidad real de dicha cámara.

Aconsejamos como mínimo 3x como ZOOM óptico.  A partir de ahí todo es mejorar y bueno.

El zoom digital, cuyo dato nos dan, no es una dato que nos interese pues es indiferente y no conviene usarlo pues nos saldrán las fotos borrosas y pixeladas la mayoría de las veces.

¿ Necesito que graben video y audio ?

Hoy en día todas las de gama media e incluso algunas de gama baja graban vídeo en calidad VGA estándar (640×480 e incluso con audio).

Casi todas incluso audio a la vez con una calidad razonable. Conviene tener dicha utilidad, pues no encarece mucho el producto y es una utilidad más de dichas cámaras. Las hay que incluso pueden hacer uso del zoom óptico una vez han comenzado a grabar (no todas lo permiten).  Dan calidad suficiente para “colgar” en Internet un pequeño vídeo doméstico o incluso más.

¿ Puedo usarla como web-cam ?

Algunas cámaras fotográficas pueden ser usadas como web-cam, pero normalmente no es necesario ya que hay webcam de bajo coste a partir de los 3 euros. Aunque por poder y si tienen la necesidad existen muchas en el mercado que soportan esta utilidad. En todo caso la irrupción de los teléfonos inteligentes dejarán en desuso incluso a las web-cam.

¿ Que son los dichosos megapíxeles (MP) ?

Un mega píxel equivale a 1 millón de píxeles, usualmente se utiliza para expresar la resolución de cámaras digitales, por ejemplo, una cámara que puede tomar fotografías con una resolución de 2048 × 1536 píxeles se dice que tiene 3,1 mega píxeles (2048 × 1536 = 3.145.728).

La cantidad de mega píxel que tenga una cámara digital define el tamaño de ésta, pero hay que tomar en cuenta que cada mega píxel está siendo distribuido en un área, por tanto no hay una diferencia astronómica entre una cámara de 7 y una de 8 mega píxeles, ya que no es una medida exponencial al igual que las “X” de una grabadora de CDs.

Incluso con una cámara de 3 ó 4 MP pero con una buena óptica podremos obtener fotos buenas con mejor calidad aún que la super-mega-cámara de muchos megapíxeles y óptica mediocre.

¿ Qué tipo de sensor llevan las cámaras digitales de fotos ?

Las cámaras digitales usan electrónica fotosensible, como CCDs (del inglés Charge-Coupled Device) o sensores CMOS, que graban niveles de brillo en una base por-píxel. En la mayoría de las cámaras digitales, el CCD esta cubierto con un filtro coloreado, teniendo regiones color rojo, verde y azul (RGB) organizadas en mosaico según el filtro de Bayer, así que cada píxel-sensor puede grabar el brillo de un solo color primario. La cámara interpola la información de color de los píxeles vecinos, mediante un proceso llamado “de-mosaicing”, para crear la imagen final.

¿ Cuánto me he de gastar ?

Hasta hace unos años uno elegía una cámara digital por el número de megapixeles (MP), y con mayor frecuencia por el precio. Eran caras, aparatosas y de baja resolución. Hacia el 2000 empezaron a bajar de precio y sus sensores (llamados CCD) alcanzaron la densidad suficiente para que las fotos quedaran bien impresas en papel.

Ahora, decidirse por una cámara se ha vuelto más complejo, aunque el premio es grande: hay más para elegir y la calidad de los equipos mejoró mucho.

Hay una cámara para cada usuario, pero el usuario debe saber la utilidad que le quiere dar. En base a eso podremos decidir la cámara apropiada.

Una buena resolución ya se da por sentada, pero de todas maneras aclararemos el punto. No menos de 4/5 MP y si es más, mejor. Suele indicarse que no hacen falta más de 8 MP, pero la verdad es que más píxeles ayudan en muchos aspectos. Por ejemplo, rescatar detalles de una toma general si fuera necesario. Pero como hemos dicho anteriormente la calidad de las fotos no depende sólo del número de píxeles. El tamaño del CCD es en sí fundamental. Las cámaras tienen un sensor físicamente más grande que los teléfonos celulares, razón por la que ofrecen mejor calidad gráfica a igual resolución. El sistema de lentes y el software de proceso de la imagen son otros de los factores que tienen efecto sobre la calidad de las fotos. Lamentablemente estos dos datos técnicos que definen la calidad real de la cámara el fabricante no nos los va a proporcionar en casi ningún caso.

Funciones de la cámara digital. Decidiendo finalmente.

Aparte de la resolución, la siguiente lección que uno debe aprender es que no existe la cámara perfecta. Se debe elegir, por lo tanto, un modelo que reúna el mayor número posible de funciones útiles para nuestras necesidades y cuyos defectos no constituyan un obstáculo insalvable.

El tercer concepto fundamental para no comprar a ciegas es entender las categorías de cámaras. Por un lado, están las domésticas, pequeñas, simples y versátiles. En el otro extremo se encuentran las réflex profesionales, el equipo que veremos en manos de un fotógrafo de diario o en un estudio. En el medio existe hoy un nuevo rubro, el de las cámaras para fotógrafos aficionados, también conocidas como semiprofesionales.

Domésticas y para uso  en casa

Al adquirir una cámara doméstica los puntos para tener en cuenta son, primero, que sea fácil de usar; segundo, la calidad de imagen. El vendedor puede consignar una larga lista de características impresionantes, y en general no del todo fáciles de entender, pero lo que realmente cuenta es cómo salen las fotos. En tercer lugar, la duración de las baterías. En los sitios para fotógrafos siempre se acompañan las críticas de cámaras con fotos, y en general se publica la duración real de las baterías (en número de tomas).

Si es fácil de usar, saca buenas fotos (especialmente, quedan bien impresas) y es eficiente en el uso de las baterías, los siguientes puntos por mirar si somos muy exigentes es que tenga USB 2.0 (para que las fotos bajen más rápido al PC), que que grabe video con audio y por pedir que el display sea de al menos 2,5 pulgadas (más que suficiente).

Semiprofesionales

El rasgo diferencial de las cámaras para aficionados es que ofrecen control manual completo de la exposición; es decir, la velocidad de obturación y la apertura del diafragma, y del enfoque. Algunas máquinas domésticas, sin embargo, también proveen esta función, aunque son las menos.

Un aspecto crítico en estos equipos es que resulte amigable. Si ofrece control manual, pero el procedimiento es engorroso, resultará un mal negocio. Que tenga sensibilidad por encima de 400 ASA (a alta resolución), una zapata para conectar un flash externo y una óptica libre de aberraciones constituyen otros factores importantes.

Pruebelo usted mismo

Antes de adquirir un equipo, pruebe personalmente sus funciones, para ver si lo convencen y además si se siente cómodo. Si le resulta incómodo o no se ajusta al tamaño de sus manos, es hora de mirar otras marcas y otros modelos de precio y características semejantes. Porque otra cosa no, pero modelos hay cientos por ver y comprar.  Recuerde que ahora hay cámaras de 12 MBP pero incluso con teléfonos de alta gama podemos considerar en ciertos ambientes suficiente para las fotos normales de cualquier usuario.

Lo normal es que la cámara digital de fotos tenga funciones específicas, como ser sumergible, grabar automáticamente por GPS cada foto que toma con posicionamiento, fecha y hora. Ser pequeño formato para ser colgada haciendo deporte, grabar video en HD, ser resistente a los golpes o usar fijaciones específicas, etc…

Cualquier cosa que la haga competir realmente con los móviles del mercado, pues ya las cámaras muy sencillas salvo para niños no tienen ya recorrido comercial debido a las tendencias.