Fabricación

El proceso de fabricación estándar de cualquier memoria Flash USB es complejo.

Una memoria USB básicamente tiene 3 partes principales: el chip, la carcasa y el packaging.

El aspecto principal a tener en cuenta es el chip, aunque no lo veamos,  ya que de él dependerá la calidad de la memoria USB. Existen en el mercado varios fabricantes de chips. Nosotros únicamente trabajamos con chips de primer nivel.

De ahí que muchas veces hay otras empresas que pueden llegar a ofrecer mejores precio. Lo hacen trabajando con chips de inferior calidad que a medio plazo plantean problemas con la información que se guarda en los mismos.

El chip es un componente electrónico de apenas 3 milímetros de diámetro, que evoluciona constantemente en su capacidad máxima o en su velocidad de lectura. Estos chips se adquieren directamente a las fábricas y su precio es muy volátil y fluctúa en función de la evolución del mercado. Es un producto que no se puede estocar ya que existen muchísimos chips en función de la velocidad y la capacidad de los mismos.

Cuando el cliente nos confirma qué cantidad de memorias quiere, qué velocidad y qué capacidad debe tener el chip, realizamos el pedido de chips al proveedor. Una vez recibidos los chips, estos se graban conforme a las características solicitadas por el cliente (contenido blindado o no). Por otro lado hemos adquirido diferentes modelos de carcasas; una vez que el cliente ha definido cuál es la que quiere, éstas se serigrafían o se graban por láser.

Por último, se manipula teniendo en cuenta el packaging o embalaje solicitado.

Una vez disponemos de todo realizamos el ensamblaje de todos los componentes y remitimos el producto a nuestro cliente.  Por tanto, el sistema de fabricación estándar de memorias USB tiene unas características especiales:

  • Gran variedad de modelos. Puedes consultarlos si tiene dudas todo el catálogo disponible.
  • Posibilidad de elegir velocidad (1.1 ó  2.0) y capacidad (256 Mb hasta 256 Gb) del chip.
  • Gran variedad de packagings y cajas.
  • Posibilidad de incluir lanyard y minicd con controladores para Windows 98
  • Posibilidad de impresión de la memoria USB y del packaging.
  • Posibilidad de grabar contenidos.
  • Posibilidad de blindar los contenidos.
  • Plazo de fabricación en torno a tres semanas.
  • Alta volatilidad en precio debido a que el chip no se estoca sino que se adquiere en el momento en el que el cliente define la velocidad y la capacidad que desea que tenga.
  • Pedido mínimo de 100 unidades