Fabricación

Los CD-ROM son siempre manufacturados masivamente por un proceso llamado “estampar”.  Este proceso de fabricación se realiza para un mínimo de 500 unidades.

Sin embargo,  los CD-R y los CD-RW pueden ser grabados para pequeñas tiradas.  Existen dispositivos para “quemar” o  grabar, múltiples discos al mismo tiempo,  desde una misma fuente u origen. Para copias y duplicaciones de muchas fuentes distintas que queramos distrubuir a pequeña escala.

En todo caso, el proceso de fabricación industrial, tiene ventajas de calidad y de acabados, pero siempre se demora algo debido a las exigencias del arte final, manipulado y fabricación, pero compensa cuando los plazos no están ajustados o cuando se requieren mucha cantidad de unidades, tanto por el coste como por resultado total del acabado.