Autónomos y profesionales colegiados

IbéricaMultimedia le informa que nuestra metodología de adaptación a la LOPD está indicada también para la adaptación de todo tipo de empresas privadas y trabajadores autónomos y profesionales liberados como son:

  • autónomos
  • abogados
  • arquetectos
  • médicos
  • dentistas
  • ingenieros

Siempre de conformidad con la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de Diciembre, de Protección de Datos de carácter personal y su Reglamento de desarrollo, aprobado por Real Decreto 1720/2007, de 21 de Diciembre.

LOPD de obligado cumplimiento para autónomos y profesionales.

Pues bien, IbéricaMultimedia informa para el conocimiento de las autónomos y profesionales que la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, es de aplicación a toda persona física o jurídica, de naturaleza pública  o privada, que decida sobre la finalidad, contenido y uso del tratamiento de datos de carácter personal, recomendando la necesidad de su actualización en esta materia debido a las elevadas sanciones económicas en caso de incumplimiento, que oscilan entra los 60.000 y 300.000 euros.

La obligatoriedad de la Ley Orgánica, 15/1999, de Protección de Datos de Carácter Personal y las sanciones que se están imponiendo por incumplimiento, deben ser argumentos suficientes para ponernos a valorar la urgencia y necesidad de adaptarnos a dicha normativa.

Los profesionales y autónomos deben inscribir al responsable o responsables de los ficheros y tienen que cumplir una serie de medidas organizativas y técnicas en materia de Protección de Datos como son, entre otras:

  • Inscribir sus ficheros ante la Agencia Española de Protección de Datos
  • Tener un Documento de Seguridad
  • Firmar contratos con terceros que accedan o puedan acceder a datos de propietarios para la prestación de diversos servicios (arreglo de fachadas, antenas de televisión, porteros automáticos, …).
  • Etc.

En resumen, es necesario adecuarse a la normativa de Protección de Datos, por dos razones fundamentales:

  • Garantizar la confidencialidad de los datos de los propietarios e impedir que estos se comuniquen a terceros con un fin distinto al de gestionar las funciones propias de las  empresas y
  • cumplir con la legislación vigente, debido a las elevadas sanciones que se imponen por incumplimiento.